Contacta con nosotros
+34 977 524 650


BUSCADOR.Encuentra el producto más adecuado a tus necesidades




FILTROS LIMPIAR FILTROS


PASTILLAS BIOCIDAS VINO

La vinificación y el cuidado del vino necesitan cierta cantidad de anhídrido sulfuroso. La sulfatación del vino es un proceso que se viene practicando desde la antiguedad con la finalidad de prevenir las enfermedades del vino para conservarlo sano y evitar que adquiera color pardo, además de protegerlo contra toda actividad de microorganismos causantes de enfermedades.

La acción del dióxido de azufre es clara: primero selecciona aquellos microorganismos que son capaces de realizar una correcta fermentación de los azucares contenidos en el mosto, y el otro, durante la vinificación, el dióxido de azufre es capaz de romper las paredes celulares, dejando en libertad su contenido y por lo tanto difundiendo más rápidamente los pigmentos y taninos del mosto, aumentando la intensidad y el matiz del color.

La dosis de producto a aplicar depende principalmente del estado sanitario de la uva, su madurez, estado de las vasijas vinarias, su material de construcción, el sistema de vinificación y el sistema fermentativo. Teniendo en cuenta estos factores, la dosis a aplicar seria entre 100 y 300 mg/L en caso de vino tinto y entre 50 y 200 mg/L en caso de vino blanco.

La presentación del producto es en pastillas de 5 y 10 g, en cajas de 10 o de 25 unidades

DESCARGAR FICHA TÉCNICA (PDF)

PROPIEDADES


MÁS INFORMACIÓN

DOCUMENTACIÓN
FICHA DE SEGURIDAD